lunes, 29 de octubre de 2012

tres heridas

 
 
 
 
 
Tres heridas de puñales
Dejan sin sangre mi corazón
La de vida, por su crueldad,
La de amor por no tenerte.
Y por llevarse lo que más quería
La muerte.
 


domingo, 28 de octubre de 2012

naci para soñarte




Nací para soñarte,
Pongo en tus manos
La voz que expresa y sustenta
Mis mas íntimos sueños.
Despiértame si duermo
Con la suave caricia de tus labios,
Tu canto al oído
Entregándome tus dulces besos.
¡Nací! Para amarte
Para beber de tu boca
El rojo vino de tus sentimientos.
 Una y otra vez, nacería
Esperándote con rosas en la tarde,
Sintiendo cada día,
Madurando mi amor
En el calor de tu abrazo,
Latiendo mi corazón
Al sentir tu mirada,
En el remanso de tu luz,
Con el aroma de tu cuerpo.

Silver



jueves, 25 de octubre de 2012

cierra los ojos

 
 
 
 
 
 
Cierra los ojos y en tus adentros
Desnuda mi alma en estos versos,
Estrellas parpadeantes, luna serena,
Una guitarra suena,
Desgarrando el silencio.
Cierra los ojos, escucha mi plegaria,
Rodilla clavada en la arena,
En el cielo nocturno
Que gira a la madrugada.
Testigo mudo la brisa
De mis te quiero,
Para mirarte me quedo,
Por la querencia que tengo,
De tus ojos, de tus besos.
¡Alba! La noche se desprende
De sus sombras
Dando paso a la claridad absoluta,
Tejiendo de amor y rocío
La luz de tu cuerpo.
 
Silver
 
 


siempre igual

 
 
 
Un rio de luz me llega
manantial de esperanzas
desde tus ojos,
alejan las penas.
Dulce crecida, llevando versos,
que desde el corazón se escriben
donde las ilusiones se mecen
mas allá del espacio sin tiempo.
Tu rio de luz cae en cascada
en el remanso de mi alma,
como el mismo cristal
transparente y diáfana.
Escrito queda en el cielo,
con nubes ardientes,
coloreando el firmamento,
 soñando despierto,
en el rio de luz de tu mirada,
manantial que mi sed calma
y alivia mis penas
como canto de primavera,
sintiendo el perfume
de las flores en la pradera.
Llévame a tu cauce,
las manos entrelazadas,
volvamos, a este instante,
donde tu rio de luz, me alcanza.
 
Silver
 
 


miércoles, 24 de octubre de 2012

la rosa negra

 

 
 
 
 
 
la rosa negra
que una vez la vida me regalo,
como los sentimientos
de una noche lejana
inexorablemente van marchitándose,
reliquias de un pasado corto,
efímero como el invierno,
que hace caer las hojas
llevándoselas el viento
como mal presagio
dando paso a un amanecer
en un jardín soñado.
la luna, expande los fulgores
 de alba, el sol naciendo
colorea el cielo de rojo
y un ave insólita
 canta a la mañana.
El tiempo rompe dos soledades
uniendo dos almas al unísono,
gemelas, en un crisol fundiéndose
donde el amor impera.
 
Silver

 
 

viernes, 19 de octubre de 2012

amor de una noche

 
 
 
 




 
Tus palabras confirmaron
Lo que surgió,
Amor de una noche,
De un instante,
Sin pedir nada,
Dos cuerpos entrelazados,
Enamoradas caricias
Y los sentidos hablaron.
Se manifestaron sin palabras,
Solo tres surgieron,
< ¡esto es amor! >
Salieron de tu boca,
Y hasta el amanecer me quedé.
Profundo y sereno,
Tu sueño contemplé
Oyendo tu respiración
Solapando el sonido
De la noche sin luna.
No hacia falta, tu cara
Iluminaba la habitación,
Tu cuerpo desnudo…
¡niña, tu cuerpo desnudo!
Fruta jugosa
Que me inspira mil versos,
Y por ello aquí los plasmo
Con mis besos.
 
Silver


 


martes, 9 de octubre de 2012

regalo del destino

 
 
 
 
 
 
 
 
 
El destino me ha regalado,

Donde entra un rayo alegre

Tus provocadores ojos.

Misteriosos…

De un irresistible encanto,

Apartando la noche

a la aurora dando paso.

A la vez me embriaga,

Con el olor de una flor exquisita,

Como tu perfumada.

Perfume que me hace soñar

Cuando caminar te veo.

Tus lentos y armoniosos andares,

Me turban y encienden

Nuevas pasiones.

Lluvia mía, entrégame

la fruta que calme mi hambre

Y la fuente que calme mi sed,

de tus labios…

Boca de uvas, dulce mosto

Con tus besos, bendíceme.


Silver
 
 
 


lunes, 8 de octubre de 2012

no quiero esperar

 
 
 
 
 
No quiero esperar
A hacerme viejo
Y que un bastón
Me impida abrazarte
Contra mi pecho,
¡que la edad!
Me impida amarte;
Que mis huesos doloridos,
Me impidan besarte.
Quiero mirar las estrellas,
Un amanecer en el mar,
La luna llena…
Un atardecer entre arboles,
Oliendo a mojada tierra.
Ahora que mis ojos ven,
Poder mirarte,
Que mi corazón late,
De tu luz llenarme,
Y con mis manos firmes…
Acariciarte.
 
 
Silver


domingo, 7 de octubre de 2012

¡Para ti Lluvia, porque eres muy especial para mi!

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Escribo para ti,
Para llenar mi corazón,
Boca que besé temblando,
Beso posado en unos labios,
Que el viento me devuelve
Con sabor a primavera,
A musgo y a tierra.
Hoy crezco en las calles de otoño
Lleno de flores y pájaros,
Te besé entre los juncos de tu ribera
Y octubre reverbera
En una dorada tarde,
Prodigas en quimeras,
Crepúsculo que se lleva mi tristeza.
Voy hilvanando sueños,
Desatando la cuerda vieja,
Mando al aire,
Para que a ti llegue,
Mi alma entera.
 
Silver
 
 
 


martes, 12 de junio de 2012

pensamientos mas alla del tiempo y del espacio





El cielo, del Olympo, los Dioses,
Para unir, se confabularon,
Hadas, duendes, ninfas y faunos,
Dos almas que se buscaban,
Mas allá del tiempo, del mismo mundo
Y de las distancias..
A escribir empiezo,
Te piensa mi mente,
Y desnudo mi alma.
Hoy empiezo a escribir,
No como anteriormente,
Palabras sentidas pero sin destino.
Ahora escribiré,
Del corazón me brotan,
Cascada desbordada,
Palabras que expresan,
Sentimientos aletargados,
Escondidos en el tiempo.
Hoy escribo, inspirado,
limpia alma, clara y transparente.
A tu puerto me atraes, a tu vera,
A tus orillas,
Isla enmedio de un embravecido mar,
Cuyo faro la noche alumbra,
Llévame hacia ti, mírame
Y lléname con tu mirada.

Silver

martes, 15 de mayo de 2012

Gaviota

 
 
 
 
 
Vuela alto gaviota,
vuela, entre nubes y mar,
sosteniendo tus alas el viento
por esos cielos
que jamás pudiste viajar.
Vuela alto gaviota,
sin miedo, sin mirar atrás,
tus alas, resistirán sin cansarse,
por esos cielos,
que jamás pudiste volar.
Revivirá, tu corazón perdido,
la tierra que dejas, extrañaras,
encontraras el color,
que buscas para suspirar,
sabiendo que es el principio,
imaginando, esos cielos de libertad.
A los lejos, se escucha una melodía,
de voz suave, como el sol de invierno,
es tu canto, tu canto de victoria,
como rosas, que en primavera nacen,
y en cada amanecer florecen.


Silver

viernes, 10 de febrero de 2012

invierno y luz








La noche, la luna,
Mudos testigos aletargados,
Observan como voy deshojando
Una blanca margarita.
Frio en los cristales,
El invierno tinta
Las calles de gris,
Solo la luz de los rosales
En tu cálida sonrisa.
Esperaré amor,
Después del tiempo,
Esa luz estremecida
Aviva la pasión de mis latidos
Y arde como la jara
Con tu lento caminar
Por la vía láctea, jubilosa y pura.
¡Dime apaciblemente
Si brillan las estrellas
Cuando llega la alborada
Y se reflejan las espigas
En tu cabellera dorada!

Silver





jueves, 9 de febrero de 2012

un caballero andante









Tiempo atrás, un caballero
de armadura y yelmo
juglar de sus propios pensamientos,
voces que sustentan
sus más íntimos deseos.
Encontró la luz de tu mirada
y el sabor de tus besos,
como dulce vino lo embriaga,
tu cuerpo tibio
arropándolo en la madrugada.
Lo desnudaste, poco a poco,
pieza a pieza
fue cayendo la armadura
del acero la dureza,
y desnudo ante ti, el corazón abierto.
La pena mereció
crear este universo entre nosotros,
cultivar esa flor
en nuestros corazones fértiles,
descubrir el reino de tu cuerpo
con mis manos.
Ahora, en este mismo instante,
inventaremos nuestro futuro,
más allá del tiempo.
Hacia  ti, cada día
desde mi corazón vuela un te quiero.

Silver

he nacido







He nacido a la sombra
De las calles malolientes,
De almas malheridas,
Corazones maltrechos
Y miradas ausentes.
Nacido en una tarde de abril,
Adormecido aún del lento nacer
De los brotes primaverales,
Deshechos por la lluvia de la mañana
Y el doliente aullido del viento.
Madurando mi voz crecí
Entre el estiércol y la avena,
El relincho de los caballos,
Confundiéndose el sonido de sus cascos
Con el canto del mirlo
En lo alto de mi gaditana sierra.
Ahora miro la tarde,
Anhelando la luz de tu cabellara,
Miro la tarde lentamente,
Prisionero de tu quimera,
Ocaso ensangrentado
Y mi corazón tiembla por no verte.


Silver